LA MEMORIA

ABUELOS-BODA.jpg

2018, cuarenta y cinco años después de la muerte de Agustín y celebrándose los 80 años de la batalla del Ebro, he sentido la necesidad de cumplir el sueño de mi abuelo materno, un humilde y joven andaluz que en 1927 migró a Barcelona huyendo del hambre y la miseria de su vida de minero en Almería, y que pocos años después se encontró inmerso en una guerra que lo marcaría por siempre jamás.

Su mayor deseo era que su primer nieto, el único que conoció, lo enseñara a leer y escribir. De este modo, plasmando el recuerdo de todo lo vivido en aquel trágico capítulo, mantendría viva la memoria al paso de los años y ayudaría a que nunca más se repitieran aquellos hechos.

​Agustín fue llamado al frente en 1938, enviado al Segre y más tarde a la Batalla del Ebro, donde vivió en primera persona los hechos más dramáticos que una persona puede vivir, hechos que décadas y décadas después, todavía le provocaban lágrimas al recordarlos.
Hoy, en su recuerdo, nacen los Vins de la Memòria, un homenaje a Agustín y a todos los hombres y mujeres que sufrieron los daños de la guerra, a mi familia y a todas las familias que sufrieron y todavía hoy sufren. 

Iniciamos un recorrido por viñedos cargados de historia, lucha, sentimientos y soledad, paisajes que, detrás un trabajo documental de meses, hemos podido descubrir que acompañaron a Agustín. 
Tierras, viñedos concretos, que Agustín pisó en primera persona.

​Soy Xavi Nolla (*quién soy), nieto de Agustín, y es mi deseo que no se borre el recuerdo del pasado, de las personas y los momentos, de las penas y el dolor. Solo así, recordando, seremos capaces de no repetir la historia. 
Espero que disfrutéis de los Vins de la Memòria, vinos con alma y espíritu, palabras líquidas que hemos elaborado participando en cada uno de los procesos, desde la cosecha hasta el embotellado y la imagen. 


 

© 2018 Vins de la Memòria sl